Concluye la conmemoración del Centenario de la Confederación Mundial de Antiguos Alumnos de Don Bosco

junio 3, 2012

El Congreso mundial de los Exalumnos/as de Don Bosco celebró las dos últimas jornadas con una visita a los lugares de Don Bosco y Domingo Savio y una conferencia del Rector Mayor. “El Exalumno de Don Bosco y su implicación hoy en la Sociedad y en la Iglesia” fue el título de la intervención de Don Pascual Chávez quien puntualizó en la identidad y la misión de quien ha recibido una educación salesiana. Durante el Congreso se lanzó el plan estratégico de la Asociación de Exalumnos/as de Don Bosco.

Grupo del conjunto de los congresistas en el Colle Don Bosco

El sábado 28 de abril, los 280 congresistas se trasladaron de Valdocco al Colle Don Bosco para visitar algunos lugares significativos de la historia y la espiritualidad salesiana.

La primera etapa fue la visita a la casa donde nació Santo Domingo Savio: en Castelnuovo de Asti el 2 de abril de 1842. El Alcalde, señor Lodovico Giglio, recibió a los Congresistas explicando el significado que tiene la Casa para la ciudad de Castelnuovo. Actualmente la casa donde nació Domingo Savio ha sido confiada a los Salesianos Cooperadores y a los Exalumnos de Don Bosco que la han transformado en un Centro de espiritualidad.

Los congresistas en Mondonio en la casa donde murió Santo Domingo Savio

Después visitaron Mondonio donde el joven santo murió el 9 de marzo de 1857 y allí fue sepultado.

Por la tarde los congresistas estuvieron en el Colle Don Bosco donde visitaron la Casita de los Becchi, el Museo Misionero, el Instituto Bernardi Semeria y la Basílica.

El Rector Mayor presidió la celebración de la Santa Misa concelebrada por más de veinte Delegados salesianos de los Exalumnos de Don Bosco provenientes de todo el mundo salesiano. Antes de la bendición, Don Chávez entregó a las federaciones y confederaciones presentes, 22 en total, una lámpara encendida, símbolo del lugar de donde partió la historia y el carisma de los Salesianos y de la Familia Salesiana. La noche se concluyó con el tradicional pensamiento de las buenas noches del padre Stefano Martoglio, Superior de la Inspectoría del Piamonte y Valle de Aosta.

El Rector Mayor entrega la luz a las delegaciones de antiguos alumnos presentes en el congreso centenario

El último día del Congreso, domingo 29 de abril, giró alrededor de dos momentos significativos: la conferencia del Rector Mayor sobre el tema “El Exalumno de Don Bosco y su implicación hoy en la Sociedad y en la Iglesia” y la celebración eucarística conclusiva en la Basílica de María Auxiliadora.

El Rector Mayor presidiendo la misa conclusiva del congreso en la Basílica de María Auxiliadora

La intervención del Rector Mayor se centro en la Identidad y la misión de los Exalumnos de Don Bosco hoy presentando los grandes retos a nivel social, político, económico y eclesial. “Auténticos Exalumnos son los que son capaces de llegar a ser “buenos cristianos y honrados ciudadanos” que quería Don Bosco. Quien crece gracias a la ayuda de la educación salesiana tiene delante cuatro niveles de pertenecía a la asociación y de responsabilidad que pueden ayudar a definir diferentes niveles de identidad: “un hecho de vida, por lo que el haber estado en una obra salesiana viene vista como simple anécdota, que no ha marcado la propia vida; una gracia: la de haber sido tocados por la fascinación de Don Bosco, totalmente hombre y auténticamente santo, por lo que se consideran siempre exalumnos de Don Bosco; una misión: la de sentirse responsables de comunicar a la sociedad la riqueza de la educación recibida y querer que otros puedan gozar la misma gracia de educación salesiana; un proyecto de vida, que conduce a la necesidad de unirse en asociación, con sentido de institución, para promover el crecimiento, continuar la propia formación, y realizar proyectos a favor de la sociedad y de la Iglesia”.


Congreso de la Confederación Mundial de Antiguos Alumnos de Don Bosco con motivo de su centenario

abril 28, 2012

La Casa Salesiana de Turín acoge el Congreso Mundial de Exalumnos y Exalumnas de Don Bosco

Como colofón a las celebraciones del primer centenario de la Asociación
ANS. Roma.
La Casa Salesiana de Turín Valdoco acoge desde el jueves 26 de abril los participantes al Congreso Mundial de la Confederación de Exalumnos y Exalumnas de Don Bosco. El acontecimiento concluye las celebraciones del primer centenario de la Asociación y abre un nuevo camino. Es incalculable el número de aquellos que después de haber participado de ambiente educativo salesiano, merecen el título de “exalumnos y exalumnas de Don Bosco”. Tantos personajes ilustres, pero más todavía aquellos que en la cotidianidad encarnan el slogan de Don Bosco: “buen cristiano y honesto ciudadano”.
La Casa Salesiana de Turín acoge el Congreso Mundial de Exalumnos y Exalumnas de Don Bosco

El artículo número 1 del Estatuto Confederal de la Asociación dice:”Son exalumnos todos los que, han participado de un oratorio, una escuela o cualquier otra obra salesiana, y han recibido en ella una preparación para la vida según los principios del Sistema Preventivo de Don Bosco”.

La memoria histórica de la Asociación se remonta al 24 de junio de 1870, fiesta onomástica de Don Bosco, al cual un grupo de “antiguos alumnos”, con profundo agradecimiento, llevan como regalo pocillos de café. Don Bosco quiere que esta tradición se continúe realizando durante una jornada junto con el intercambio de regalos y una invitación al almuerzo. El primer “agape fraterno” tuvo lugar el 19 de julio de 1874, y así se dio inicio a la tradición del encuentro anual de los exalumnos que, todavía hoy, se realiza en las casas salesianas.

En el año 1884, este grupo de “antiguos alumnos” – más de 300 – crea su primera estructura organizativa; se comprometía a conservar la educación recibida, continuar la obra a favor de los jóvenes más necesitados, cultivar la mistad y la solidaridad entre los socios. El primer estatuto fue creado en Turín el 8 de diciembre 1911, con motivo del I Congreso internacional, bajo la motivación del beato Filippo Rinaldi.

El 23 de mayo de 1920, para la inauguración del monumento a Don Bosco querido por los exalumnos en la plaza delante de la Basílica de María Auxiliadora en Turín, fue definida la estructura organizativa todavía vigente: Unión local, Federación Inspectorial, Federación internacional (llamada Confederación Mundial desde 1954). En aquel encuentro, se decidió acoger en la asociación también los exalumnos de religión no cristiana, eliminando distinciones y separaciones y considerando una ventaja para el movimiento y la asociación el vinculo fraterno y el sentido de unidad.

El cambio del concilio llevó a prever nuevas formas de colaboración con los salesianos. La Confederación hace parte del O.M.A.A.E.E.C, organismo que acoge los exalumnos/as de las diversas Congregaciones, reconocidos por la iglesia en las Organizaciones Internacionales Católicas (O.I.C.).

La Confederación Mundial reúne exalumnos y exalumnas de todos los continentes sin distinción de raza o de religión, promueve la formación permanente de sus miembros y favorece la educación de los jóvenes, especialmente los más pobres, según el método educativo de Don Bosco. Los exalumnos están llamados a promover, defender y colocar en práctica los valores recibidos durante su formación salesiana.

En los últimos años la Asociación está favoreciendo la formación de los futuros líderes mediante cursos en los diversos continentes, y para compartir los nuevos proyectos e intercambio de iniciativas de los asociados, se realizan Congresos Internacionales (Eurobosco, Asia Australia, Congrelat, Afrobosco), cada cuatreño, y la Asamblea Mundial, que tiene lugar cada seis años.